Tanna de-vei eliyahu

TANNA DE-VEI ELIYAHU or Seder Eliyahu (Aram. תַּנָּא דְבֵי אֵלִיָּהוּ o heb. סֵדֶר אֵלִיָּהוּ), una obra midráshica. A diferencia de todos los otros Midrashim, no consiste en una compilación o colección de homilías individuales, sino que es una obra uniforme estampada con un carácter propio. La obra, que se caracteriza por expresiones originales y construcciones retóricas redactadas en un lenguaje poético e incluso florido, se distingue por su finalidad didáctica moral: el autor se ocupa de los preceptos divinos y sus razones, y la importancia del conocimiento de la Torá, la oración. y arrepentimiento. Está especialmente preocupado por los valores éticos y religiosos que están consagrados en la Biblia y en las pruebas y vidas de los patriarcas.

El problema de la fecha y el lugar de composición de Seder Eliyahu aún no se ha resuelto. Se ha fechado de diversas formas en casi cualquier lugar entre los siglos III y X. SJ * Rapoport sugirió el siglo X, a partir de tres consideraciones: el número de sus capítulos no concuerda con el dado por el Arukh, que él creía que era el Tanna de-Vei Eliyahu mencionado varias veces en el Talmud (por ejemplo, Ket. 106a; de la colección de responsa geónica publicada por S. Assaf, ahora está claro que el Arukh citó a Natronai Gaon, que vivió en el siglo IX); algunas de las citas en el Talmud del Tanna de-Vei Eliyahu no se encuentran en el presente trabajo; y las fechas dadas en la obra (cap. 2, pág. 6; cap. 7, pág. 37; cap. 29, pág. 163) indican el siglo décimo. Mientras que Zunz estuvo de acuerdo con Rapoport, M. Friedmann refutó dos de sus argumentos; demostrando que el número original de capítulos de los manuscritos se ajusta al mencionado en el Arukh y manteniendo acertadamente que las fechas fueron modificadas por copistas posteriores. Sin embargo, concedió el tercer punto y sostuvo que el Tanna de-Vei Eliyahu del Talmud es distinto del presente trabajo. En su opinión, en su forma original data del siglo III pero contiene adiciones tardías. A pesar del decidido intento de Margalioth de probar que las dos obras son idénticas y del hecho de que los nueve pasajes del Tanna de-Vei Eliyahu citados en el Talmud babilónico de hecho aparecen en el presente trabajo, un examen de las fuentes del Midrash en su conjunto deja en claro sin lugar a dudas que utiliza tanto el Talmud babilónico como el Midrashim, que son posteriores a él (Urbach, ver bibl. ). Las otras pruebas que Margalioth presenta como indicando una fecha temprana (en su opinión, la primera mitad del siglo III) - los nombres de los eruditos mencionados, todos los cuales son tannaim, así como las expresiones utilizadas, que cree que son todas tannaíticas, no son decisivas. Como el autor a menudo omite mencionar el nombre del sabio que pronunció la homilía, es posible que haya dado solo los nombres de los más famosos de los tannaim a quien atribuye sus declaraciones. Las conclusiones de Margalioth con respecto a las expresiones también están lejos de ser irrefutables (Urbach).

De manera similar, todos los intentos de inferir la fecha a partir de las referencias históricas no son concluyentes. Mann y Epstein fijan su fecha al final de la era amoraica (Epstein opina que fue arreglada entonces). Aptowitzer fija la fecha de su composición en el siglo IX. Todo lo que se puede afirmar con certeza es que el Midrash fue compilado antes del siglo IX (Albeck), y que Natronai Gaon se refiere a la obra actual y no, como pensaban Rapoport y Zunz, al talmúdico.

Eliyahu es el hablante de la obra, pero no hay sugerencia de pseudoepígrafo, ni debe inferirse que su autor sea un tal Abba Eliyahu. El nombre se menciona solo en el capítulo 15 de Seder Eliyahu Zuta y este capítulo es una adición posterior de un copista. El autor relata que venía de Jabne, que residía en Jerusalén y que vagaba por Babilonia. Discute con un adorador del fuego y con aquellos que aceptan la Biblia pero no la Mishná (si se refería a los cristianos oa los caraítas es un punto en disputa). Sus conclusiones halájicas, que contienen interesantes desviaciones de las aceptadas halakhah, constituyen un problema por sí mismos, pero en general su halakhah se aproxima a la de Ereẓ Israel.

El trabajo se divide en dos secciones: Seder Eliyahu Rabbah y Seder Eliyahu Zuta, y las partes originales del segundo parecen ser del mismo autor que el primero. Hay varias ediciones: Venecia, 1598; Praga, 1676–77 con los comentarios de Samuel Heida Zikkukin de-Nura y Bi'urin de-Esha, según el cual hubo muchas otras ediciones; Viena, 1901 con introducción y notas de M. Friedmann, de un manuscrito de Roma de 1073; Tanna de-Vei Eliyahu Zuta (19 capítulos) editado por HM Horowitz de un manuscrito de Parma y publicado en la parte 2 de Beit Eked ha-Aggadot; apéndices a Seder Eliyahu Zuta, siendo tres capítulos de Derekh Ereẓ y siete de Pirkei de-R. Eliezer (Viena, 1904) de M. Friedmann; y Likkutei Seder Eliyahu Zuta a partir de una * Genizah manuscrito, publicado por L. Ginsberg en Ginzei Schechter parte 1, 238–45.

bibliografía:

M. Friedmann (Ish-Shalom) (ed.), Seder Eliyahu Rabbah ve-Seder Eliyahu Zuta (1904), introd .; Zunz-Al-beck, Derashot, 55–57, 292–98; J. Mann, en: huca, 4 (1927), 249–51, 302–10; M. Kadushin, La teología del Seder Eliahu (1932); V. Aptowitzer, en: Estudios judíos en memoria de GA Kohut (1935), 5-39; Epstein, Mishnah, 762–4, 1302 y siguientes; M. Margalioth, en: Sefer Assaf (1953), 370–90; RJZ Werblowsky, en: jjs, 6 (1955), 201-11; EE Urbach, en: Leshonenu, 21 (1957), 183–97; SK Mirsky, en: Shanah be-Shanah 5725 (1964), 215-22.

[Jacob Elbaum]