Semaḥot

SEMAḤOT (Heb. שְׂמָחוֹת; también llamado Evel, dividido en Evel Rabbati y Evel Zuta), el texto rabínico clásico sobre la muerte y el duelo, uno de los tratados menores generalmente adjuntos al Talmud de Babilonia. Aunque no está incluido en el Codex Munich, el único manuscrito completo del Talmud de Babilonia, aparece en su editio princeps (Venecia, 1523) y en muchas de las ediciones impresas posteriores. El título eufemístico, Semaḥot ("Regocijos"), que generalmente se le aplica, ya fue utilizado por los eruditos franco-alemanes en el siglo XI. El Talmud de Babilonia cita una obra que lleva el nombre Evel Rabbati como fuente de tres sentencias tannaíticas (mk 24a, 26b; Ket. 28a). En respuesta a una consulta sobre la naturaleza de este trabajo, el Gaon Natronai (director de la academia en Sura 853-58) escribe: "Evel es un tratado de la Mishná que contiene la mayor parte de lo que se enseña en Ellu Megalleḥin [el tercer capítulo de mk]; hay dos tratados de este tipo, uno mayor y otro menor "(Z. Wolfensohn (ed.), Ḥemdah Genuzah (1863), 17a; sobre la identidad del tratado menor, ver M. Higger (ed.), Massekhet Semaḥot (1931), 59–72, 211–29). Aunque los eruditos modernos no están de acuerdo sobre si el tratado sobre el duelo mencionado en el Talmud y descrito por el Gaon debe identificarse con este texto, los comentaristas medievales aparentemente dieron por sentada esta identidad (D. Zlotnick (ed. y trans.), El tratado "Luto, "1, n.). La mayoría de los estudiosos modernos favorecen una fecha tardía para este trabajo, colocando el momento de la redacción final alrededor de la mitad del siglo VIII. Sin embargo, no hay nada en el texto que indique claramente una fecha tardía. Las últimas autoridades citadas son Judá * ha-Nasi y sus contemporáneos en el siglo III. Está escrito en el idioma de la Mishná; su estilo y estructura es el de la tannaim. Por tanto, parece preferible seguir a los antiguos al sugerir una fecha temprana: el final del siglo III (D. Zlotnick, ibid., 4 – 7).

El texto, que contiene 14 capítulos, comienza con el estatus legal del moribundo, afirmando que debe ser considerado como una persona viva en todos los aspectos. El segundo capítulo trata sobre aquellas personas que no murieron de muerte natural, por ejemplo, suicidios o criminales ejecutados. Aunque se les negaron los ritos funerarios (Sem.2: 1, 6; D. Zlotnick, ibid., 100, no. 1), nunca se les negó un entierro. En capítulos posteriores, el comportamiento y las actividades de los dolientes durante los períodos de duelo de siete y treinta días se tratan en detalle, y se establecen reglas de conducta para los sacerdotes y para los familiares cercanos y lejanos de los fallecidos. Las prácticas de entierro que no se consideran en ninguna otra parte de la literatura rabínica también se encuentran aquí, como la costumbre de inspeccionar a los muertos para asegurarse de que la muerte realmente haya ocurrido (8: 1). También se discuten varios ritos, descontinuados en la Diáspora para que los judíos no se conviertan en motivo de burla o sean acusados ​​de brujería: por ejemplo, el requisito del doliente de invertir la cama, de taparse la boca y la cabeza a la manera de los árabes, y desnudar el brazo y el hombro durante la procesión fúnebre (D. Zlotnick, ibid., 12-13). El que es, quizás, el martirologio más completo que se puede encontrar en la literatura tannaítica se incluye en este tratado (cap. 8), al igual que el elogio clásico de R. Akiva para su hijo (8:13).

El comentario hebreo estándar de esta obra, el Naḥalat Ya'akov por R. Jacob Naumburg, fue escrito durante el siglo XVIII y se encuentra en las ediciones regulares del Talmud de Babilonia. M. Klotz (18) publicó una edición crítica de los primeros cuatro capítulos con una traducción al alemán. La primera edición crítica del texto completo fue publicada por M. Higger (1890). Dov Zlotnick (1931) publicó una traducción al inglés que incluye una introducción y notas con un texto hebreo adjunto editado de manuscritos.

bibliografía:

Bruell, Jahrbuecher, 1 (1874), 1-57.

[Dov Zlotnick]