Santa Ana, hermanas de

(SSA, Directorio Católico Oficial # 3720); una congregación fundada en Vaudreuil, PQ, Canadá, en 1850 por Marie Esther Sureau-Blondin (Madre Marie Anne) durante el episcopado de Ignace bourget. La señorita Blondin, educada en la escuela de su aldea pero enriquecida por 15 años de experiencia en la enseñanza, trató de establecer escuelas rurales para los niños abandonados del campo canadiense y atender a los pobres enfermos. Abrió sus escuelas a niños y niñas, tanto a protestantes como a católicos, y libre de prejuicios nacionales, enseñó inglés a sus estudiantes de habla francesa. Todos estos fueron procedimientos excepcionales en su época. Su objetivo educativo era el de servir tanto a la Iglesia como a la nación. El espíritu de la regla, inspirado en el de San Ignacio y aprobado por Roma en 1903, requiere que las Hermanas de Santa Ana emulen a las santas mujeres del Evangelio, particularmente en el servicio que habían prestado a la Iglesia naciente. Con el tiempo, las hermanas llegaron a servir en escuelas (desde la primaria hasta la universidad), hospitales, hogares para ancianos, dispensarios y misiones en el extranjero.

En 1858, cuatro hermanas hicieron un arduo viaje de dos meses para establecer un puesto misionero en la isla de Vancouver, en el oeste de Canadá. Su cabaña de troncos primitiva fue el comienzo de los hospitales, escuelas residenciales indias, internados y sanatorios para ancianos e indigentes que luego se desarrollaron en Columbia Británica, Alaska y el territorio de Yukon. En 1880 la comunidad comenzó a responder a las invitaciones de los párrocos de las parroquias franco-americanas y gradualmente se hizo cargo de las escuelas bilingües en Nueva York, Massachusetts, Rhode Island y Maine. En 1934 se abrió una misión japonesa. En Omuta, en la diócesis de Fukuoka, seis hermanas dirigieron una escuela secundaria comercial y un jardín de infancia. En octubre de 1942 fueron internados en un campo de concentración, pero fueron repatriados el otoño siguiente. El cierre de esa misión coincidió con la apertura de un nuevo campo de servicio en la Diócesis de Les Cayes, Haití, donde las hermanas dirigen una escuela secundaria y cuatro primarias, tres dispensarios y un noviciado para candidatos nativos.

En los Estados Unidos, las hermanas se dedican a la educación académica, la catequesis, el ministerio universitario, las capellanías, los retiros, la dirección espiritual, el asesoramiento, el ministerio pastoral, la enfermería y el cuidado de los ancianos. El generalato está en Lachine, Quebec, Canadá. El provincialato de los Estados Unidos está en Marlboro, MA.

[mj chauvin / eds.]