Promesa, obligación moral de un

Una promesa es una garantía que uno da de que hará, dará o se abstendrá de hacer algo en beneficio de otro. Una promesa de algún tipo está involucrada en todos los contratos, pero normalmente cuando un teólogo moral habla de una simple promesa, excluye de la consideración los acuerdos mutuos u onerosos y piensa sólo en compromisos unilaterales y gratuitos que un individuo puede hacer en beneficio de otro.

Una promesa vincula en virtud de la justicia conmutativa si es contractual en el sentido más estricto del término, porque en ese caso el promitente tiene la intención de comprometerse seriamente y el prometido acepta la seguridad con ese entendimiento. La violación deliberada de tal promesa es, por tanto, gravemente pecaminosa, siempre que el asunto que le concierne no sea demasiado trivial por su naturaleza para ser objeto de una injusticia grave.

Más comúnmente, las promesas de la vida diaria se unen sólo en fidelidad. No implican un contrato estricto porque no hay una aceptación formal por parte del prometido y el promitente no tiene la intención de someterse a una obligación moral grave. El cumplimiento de tales promesas, por lo tanto, no es una cuestión de estricta justicia sino más bien una forma de veracidad en la que un individuo hace que sus acciones se ajusten a sus palabras. La fidelidad es una de las cualidades más encomiables del alma, pero es menos necesaria para el bien social que la justicia, y su violación en circunstancias ordinarias no se considera mortalmente pecaminosa.

Una promesa, ya sea vinculante en justicia o fidelidad, deja de obligar (1) si el prometido está dispuesto a que no se cumpla, (2) si su cumplimiento se vuelve imposible, ilegal, inútil o perjudicial para el prometido, o (3) si se puede suponer razonablemente que el promitente no se habría comprometido si hubiera previsto algún cambio de circunstancia sobreveniente relacionado con la promesa.

Cuando lo que se promete es moralmente incorrecto, la promesa es inválida y sin fuerza vinculante desde el principio.

Bibliografía: bh merkelbach, Summa theologiae: Maral, 3 v. (París 1949) 2: 497–500. dm prÜmmer, Manuales de teología moral; ed. em mÜnch, 3 v. Friburgo-Barcelona 1955) 2: 226-229. H. noldin, Summa theologiae: Maral, Rvdo. una. schmitt y g. heinzel, 3 v. (Innsbruck 1961–62) 2: 481–482.

[pk meagher]