O’connor, mary flannery

Novelista y cuentista; B. Savannah, Georgia, 25 de marzo de 1925; D. Milledgeville, Georgia, 3 de agosto de 1964. Era hija de Edward Francis y Regina (Cline) O'Connor, de una familia católica pionera de Georgia. A la edad de 12 años se mudó con sus padres a la casa de la familia Cline en Milledgeville. Allí asistió a Peabody High School y se graduó (1945) de Georgia State College for Women. Más tarde (1948) estudió escritura creativa en la Universidad de Iowa. El ataque inicial de una enfermedad incurable la trajo a casa desde Nueva York un año después para vivir con su madre en la granja cerca de Milledgeville, donde pasó los años que le quedaban.

Tranquilo y de buen humor, O'Connor estaba comprometido con una iconoclastia cristiana contra el fraudulencia y el pietismo de una época secular. Ella trató de hacer aparentes "las distorsiones de la vida moderna" para aquellos "acostumbrados a verlas como naturales". Lo hizo mediante un uso original del humor, la sátira horrenda y la violencia en dos novelas y una veintena de historias. Su trabajo, que se encontró por primera vez con hostilidad y consternación, ganó un amplio reconocimiento literario en los Estados Unidos y en el extranjero, y en una década se le otorgó la primera fila y recibió muchos reconocimientos. Su primera novela, Sangre sabia (1952, reeditado en 1960), es la historia de un predicador loco que intenta fundar una iglesia sin Cristo. Predicando un nihilismo progresivo, retrocede hasta la Cruz. La novela parodia el existencialismo ateo que entonces impregnaba la escena literaria y filosófica. (ver existencialismo en la literatura). En Un buen hombre es difícil de encontrar (1955), una colección de diez de sus historias, O'Connor creó una nueva forma de humor para desnudar "las distorsiones". Quizás lo empleó en ninguna parte con más impacto que en la historia del título. Allí, lo que aparentemente es una sátira secular sobre el encuentro accidental de una abuela parloteando y su desagradable familia con un criminal psicótico que se hace llamar el inadaptado se convierte en una prueba religiosa que trae la salvación de la abuela, junto con una masacre sangrienta. La historia de Jonas (con énfasis en la acción en el mar) proporciona el tema de su segunda novela, (El Violent Bear It Away, 1960) y, en variación, de una historia posterior, Los cojos entrarán primero. Estos dramas investigan profundamente la teología del libre albedrío (que ella veía como un conflicto de voluntades en el pecador) y la libertad (que ella llamó un misterio). Nueve de sus últimas historias aparecieron póstumamente en Todo lo que surge debe converger (1965), confirmando además que los temas violentos de sus obras ocultan un apocalipsis para su época.

Bibliografía: mf o'connor, "El cojo entrará primero", Revisión de Sewanee 70 (1962) 337-379. Biografía actual (1958) 317–318. jf farnham, "Lo grotesco en las novelas de F. O'C.", América Latina 105 (13 de mayo de 1961).

[B. cheney]