Martínez compañón y bujanda, baltasar jaime

Obispo de Trujillo, Perú y arzobispo de Bogotá, Colombia; B. Cabredo, Navarra, España, 10 de enero de 1737; D. Bogotá, 17 de agosto de 1797. Fue ordenado sacerdote en 1761. En 1767 se trasladó al Perú tras ser nombrado canónigo de la catedral de Lima. Fue rector del seminario y secretario del consejo provincial de Lima de 1772. Fue consagrado obispo de Trujillo en Lima el 25 de marzo de 1779. Tomando posesión de su sede el 13 de mayo de ese mismo año, la gobernó durante diez años con tal talento y celo que se convirtió en uno de los obispos destacados de América Latina. Pasó cinco años, casi ininterrumpidamente, inspeccionando su vasta diócesis con excelentes resultados, no solo desde el punto de vista religioso, sino también científica y culturalmente. Muy adelantado a su tiempo, planteó los dos problemas básicos del Perú moderno, la educación pública universal y los medios de desarrollo, y estableció las bases para soluciones realistas. También dio a los párrocos normas para la educación del pueblo en la fe y la moral, así como en los modales y la higiene. Al mismo tiempo, mejoró la formación clerical, reorganizó el seminario mayor y erigió tres seminarios más, que se convirtieron en centros de ideas pastorales ilustradas. Restauró y erigió numerosas escuelas primarias y fundó tres centros de formación profesional y literaria para niños indígenas. Fundó unas 20 nuevas aldeas y trasladó otras a mejores ubicaciones. Construyó puentes y carreteras, abrió sistemas de alcantarillado, promovió la agricultura y se preocupó por la mejora de las condiciones mineras. También aumentó el número de misiones entre los pueblos indígenas. Construyó 27 iglesias y restauró otras 30, incluida su propia catedral.

Un documento que demuestra su preocupación pastoral, su humanismo y su saber es el Historia natural, civil y moral de Trujillo por mapas, planos y estampas con sus memorias para ella, una interesante descripción de su diócesis escrita entre 1780 y 1785. Utilizó material obtenido a petición suya por los párrocos y otras personas y también material recogido durante sus visitas pastorales. De su obra solo se conoce la parte gráfica. Nueve volúmenes incluyen aproximadamente 1,400 bocetos sobre una gran variedad de temas, desde el folclore hasta las ciencias naturales. Es de gran valor para la historia y la etnografía. En 1788 fue trasladado a la Sede de Bogotá. Como arzobispo allí, continuó mostrando su preocupación por elevar la moral pública y la educación.

Bibliografía: jm pÉrez ayala, Baltasar Jaime Martínez Compañón y Bujanda: prelado español de Colombia y el Perú (Bogotá 1955). r. vargas ugarte, Historia de la iglesia en el Perú, v.4 (Lima 1961).

[et bartra]