Maqueda

Maqueda, pequeña localidad de Castilla, centro de España, en el territorio de la Orden de * Calatrava. Debido al parecido con el nombre bíblico de Makkedah (Jos. 10:10, 28, etc.), algunos comentaristas judíos (cf. Comentario de Isaac * Abrabanel a los Reyes) afirmaron que la ciudad española había sido fundada por judíos de Makkedah que habían fue exiliado por Nabucodonosor. Por el contrario, Moisés * Arragel trató de demostrarle al jefe de la Orden de Calatrava que Makkedah en Ereẓ Israel había sido fundada por el rey de Maqueda en España. El inicio del asentamiento judío en Maqueda probablemente coincidió con el traspaso de la comarca a la propiedad de la Orden de Calatrava en 1177.

En 1238, Fernando III ordenó a la comunidad que hiciera a la Iglesia un pago anual de 30 denarios que simbolizaba la cantidad de dinero recibida por Judas Iscariote. En 1290 la comunidad pagaba un impuesto anual de 11,162 maravedíes. Durante el reinado de Fernando IV (1295-1312), el impuesto se redujo de 8,000 a 5,000 maravedíes para disuadir a los judíos de dejar Maqueda. Alfonso Xi confirmó esta reducción en 1316, pero el monto del impuesto por los servicios recaudados a los judíos allí se mantuvo sin cambios. Los judíos se ganaban la vida con las mismas ocupaciones que los demás habitantes de la región, incluida la agricultura.

Durante las persecuciones de 1391 sus dos sinagogas fueron saqueadas. En 1415, el antipapa * Benedictxiii respondió a un llamamiento enviado por el rabino apóstata de la comunidad, que había sido mantenido de los viñedos y campos que poseía y se quedó sin medios de subsistencia. Benedicto lo autorizó a tomar posesión de los bienes y accesorios de la sinagoga.

A principios del siglo XV, la comunidad se había restablecido y en 15 Moisés Arragel completó allí la traducción de la Biblia al español encargada por Don Luis de Guzmán, jefe de la Orden de Calatrava. El papel desempeñado en 1430-1464 por R. Maymaran, rabino de Maqueda, para persuadir a los conversos de que regresaran al judaísmo, surge del juicio de Ḥayyim Fichel por la Inquisición celebrado en * Huesca en 65. La comunidad todavía pagaba 1489 maravedíes en impuestos en 50,000. El estatus de la comunidad puede medirse por el hecho de que en el otoño de 1491 se convocó allí una reunión de representantes de las comunidades de Castilla, cuando se aprobaron importantes decisiones relativas a la práctica de la usura por parte de los judíos en el reino. Después de que se emitió el decreto de expulsión de 1484, Fernando ordenó que se hicieran averiguaciones entre los judíos de Maqueda para descubrir si estaban dispuestos a adoptar el cristianismo. El rey ordenó que se vigilara la sinagoga hasta que se decidiera su futuro y que se hiciera un registro de las propiedades judías, de las deudas con los judíos y de las que tenían con otros. En el folclore de los sefardíes, se conservaron historias sobre judíos ingenuos de Maqueda del mismo tipo que las narradas sobre los judíos de * Chelm.

bibliografía:

Baer, ​​certificados, índice; Tipo de pierna, en: Sandía26 (1956/57), pág. 78; lo mismo, en: Estudios, 3 (1962), 7–10; F. Cantera, Sinagogas españolas (1955), 243–4; Suárez Fernández, Documentos, índice; CO Nordström, Biblia en castellano del duque de Alba (1967), 12, 16, 20, 32, 234. añadir. bibliografía: H. Beinart, en: Sión, 56 (1991), 239-53.

[Haim Beinart]