Heym, stefan

HEYM, STEFAN (Helmut Flieg ; 1913-2001), novelista, biógrafo y escritor político alemán. Heym nació en Chemnitz, Sajonia. Tras la publicación de un poema agresivo y antinacionalista en el diario socialdemócrata local La voz de la gente, fue expulsado de la escuela secundaria en 1931. Se fue a Berlín como escritor independiente para periódicos de izquierda y, tras el ascenso de Hitler al poder, huyó a Checoslovaquia a principios de 1933. Después de una estancia de dos años en Praga, Fue admitido en Estados Unidos con visa de refugiado y estudió literatura en la Universidad de Chicago, adquiriendo rápidamente un dominio admirable del idioma inglés, en el que posteriormente escribió todas sus obras, algunas de las cuales él mismo tradujo al alemán.

Heym se identificó con gran parte de la ideología del Partido Comunista y en 1937, a la temprana edad de 24 años, fue nombrado editor del órgano en lengua alemana del Partido Comunista Estadounidense. El eco del pueblo alemán, ocupando el puesto hasta que el periódico cerró en el otoño de 1939. Mientras tanto, también ha publicado un folleto titulado Nazis en Estados Unidos (1938). Su primera gran novela antinazi, Rehenes (1942), se convirtió en un éxito de ventas y se convirtió en una película.

En 1943, Heym se alistó en el ejército de los EE. UU. Y se adjuntó a su rama de guerra psicológica. Aunque sus superiores lo consideraban con cierta desconfianza debido a sus asociaciones comunistas, fue acusado de la publicación de La llamada, un periódico literario para prisioneros de guerra alemanes en los EE. UU. Se le asignó un puesto de responsabilidad en Radio Luxemburgo en el momento del avance aliado en Alemania y, después de la ocupación, y un puesto editorial en Munich. Periódico nuevo. Con el tiempo, el desacuerdo con la política del periódico orientada en gran parte hacia Estados Unidos, así como su crítica a los métodos de la guerra fría de Estados Unidos, llevaron a su renuncia al ejército estadounidense en un arrebato de ira y amargura, en medio de una publicidad controvertida. Renunciando a su ciudadanía estadounidense en 1952, se unió a un grupo de autores alemanes emigrados pro comunistas que decidieron establecerse en el área de Europa dominada por los soviéticos.

Sin embargo, aunque los primeros libros estadounidenses de Heym, como Los cruzados (1948) - según el New York Times "el mejor libro sobre la Segunda Guerra Mundial", y Los ojos de la razón (1951), había sido muy crítico con muchos aspectos de la historia y la vida de Estados Unidos, pronto se enfrentó a las autoridades de Alemania del Este debido a su negativa a seguir la línea del partido. Así su novela El día X, que trataba del 17 de junio de 1953 (el día del levantamiento de Berlín Oriental contra el gobierno comunista), nunca se publicó en la República Democrática Alemana. También enfureció al gobierno de Alemania Oriental en 1956, cuando desafió a Walter Ulbricht en el Cuarto Congreso de la Unión de Escritores Alemanes, y en 1960 cuando publicó Sombra y luz, una colección de cuentos que, según dijo uno de sus críticos de Alemania del Este, Guenter Ebert, lo privó del derecho a ser llamado escritor socialista.

Finalmente, Heym se volvió hacia los temas históricos con la esperanza de que se le permitiera expresar su crítica a los regímenes del bloque del Este de una manera algo más sutil e indirecta. Estos libros incluyen Los papeles de Lenz (1963), sobre la revuelta obrera de 1848-49 en Baden; la biografía Fernando Lassalle (1969); Insulto o Reina contra Defoe (1970), sobre los problemas de censura de Daniel Defoe en Inglaterra; y finalmente, El Informe del Rey David (1972), que -en sus propias palabras- se basa en la narrativa bíblica pero examina la Biblia desde un punto de vista marxista. Este último trabajo muestra cómo el historiador de la corte del rey Salomón, Ethan, está listo para cumplir con una solicitud oficial de construir un mito nacional para reemplazar la verdad histórica. La actualidad de esta novela sumamente irónica y el rechazo implícito de Heym a cualquier culto a la personalidad es tan evidente que su venta estaba prohibida en la República Democrática Alemana. Sin embargo, el propio autor declaró en repetidas ocasiones que era crítico no solo de ciertos desarrollos en el bloque del Este, sino más aún de los del Oeste, y que se identificaba con los conceptos básicos de su nueva patria socialista. En 1952, Heym recibió el Premio Heinrich Mann de Alemania Oriental y, en 1959, el Premio Nacional de Artes y Literatura de Alemania (Oriental).

En reacción a la publicación de su novela antiestalinista Collin en Alemania Occidental, Heym fue expulsado en junio de 1979 de la federación de escritores de Alemania Oriental y se le prohibió ganarse la vida como escritor "por hacer declaraciones críticas sobre el sistema comunista". A partir de entonces, Heym trasladó sus actividades cada vez más a Alemania Occidental, aunque siguió siendo ciudadano de la RDA. En 1981 publicó su novela Ahasve, que vuelve a contar la historia del "judío errante" en el marco de la "Guerra Fría" y su amenaza nuclear permanente al ir y venir del siglo XV al presente. Su pensamiento anti-dogmático fue subrayado aún más por su novela Schwarzenberg (1984), que trataba de una república socialista fundada en el suelo de un país que las fuerzas aliadas olvidaron ocupar al final de la Segunda Guerra Mundial.

Fue esta visión de un socialismo "alternativo" no totalitario lo que le valió a Heym su estatus especial en la agitación de la reunificación alemana en 1989, cuando se convirtió en uno de los oradores más prominentes en las manifestaciones de Alemania Oriental, defendiendo el pensamiento socialista tanto contra su política estalinista. mala interpretación y contra el capitalismo de Alemania Occidental.

En 1994, Heym ingresó al sistema político como candidato del pds, el partido sucesor del ex Partido Comunista (sed). Fue elegido y pronunció el discurso de apertura en el XIII Bundestag como su miembro de mayor edad, un discurso que fue boicoteado por la facción mayoritaria de los demócratas cristianos. Heym dimitió un año después. Al mismo tiempo, publicó su última gran novela sobre el activista trotzkista Karl Radek, que fue expulsado de Alemania en 13 y, debido a su oposición a Stalin, finalmente recibió una pena de prisión de diez años, durante los cuales murió (en 1919). Heym murió mientras asistía a una conferencia sobre Heinrich Heine en Jerusalén.

añadir. bibliografía:

P. Hutchinson, Stefan Heym: socialista, disidente, judío (2003); H. Gellermann, Stefan Heym , Judaísmo y socialismo (2002); Sr. Tait, Ficción histórica de Stefan Heym (2001).

[Erich Godly /

Philipp Theisohn (2ª ed.)]