Cuerpo, significado de

El cuerpo es el lugar de la existencia y actividad humanas en el Islam. La ley islámica estipula la purificación regular del cuerpo, requiere el uso de un cuerpo en la realización de rituales y considera al cuerpo como el lugar de la continuidad social y el castigo en el caso de violar las normas sociales.

La purificación y la renuncia al cuerpo son necesarias tanto para hombres como para mujeres en la ley islámica. La purificación ritual implica lavar y limpiar ciertas partes del cuerpo, y se invalida por las emisiones corporales naturales (orina, heces, pus, sangre, vómito), el sueño, la inconsciencia, la locura y el contacto sexual. La mayoría de los juristas también coinciden en que tocarse los genitales (pene, vagina, ano) también invalida la purificación. El ayuno ritual durante el mes de Ramadán requiere evitar que las sustancias entren en el cuerpo (comida, bebida, medicamentos) y la abstinencia del sexo.

El cuerpo también es de importancia simbólica para los ritos de la peregrinación a La Meca. Mientras se encuentran en el santuario de La Meca, los peregrinos no pueden comer carne de animales o plantas salvajes. Los peregrinos no pueden tener relaciones sexuales y los matrimonios realizados durante la peregrinación no son válidos. Tampoco se permite a los peregrinos llevar ropa cosida o aplicar perfume en el cuerpo. El cabello y las uñas de los peregrinos no se pueden cortar durante la peregrinación, sino que se cortan al salir del santuario al final de la peregrinación. Muchas fuentes clásicas informan que el profeta Mahoma distribuyó su cabello y uñas, cortados al final de su último peregrinaje, a sus seguidores como reliquias.

La ley islámica reconoce al cuerpo como la esfera jurídica del individuo. El "área privada" (˓urwah), el área que debe ser cubierta en público, se define de manera diferente para hombres y mujeres. Para los hombres es la zona entre la cintura y las rodillas, para las mujeres es la zona desde el cuello hasta los tobillos, aunque algunas autoridades también incluyen en esto la voz femenina. Los delitos como el robo requieren la amputación de miembros (manos y pies), y otros delitos como la fornicación requieren la muerte por lapidación en determinadas circunstancias.