coraje del hombre

Carta encíclica del Papa Pío XI publicada el 6 de enero de 1928 [Por Janet 20 (1928) 5–16]. Era un tratado solemne sobre el movimiento ecuménico encarnado en las Conferencias de vida y obra y de fe y orden. Fue una explicación de la no participación católica en la Conferencia de Lausana de 1927. El Papa prohibió la participación católica en un movimiento al que llamó "pancristiano". Las razones fueron: los postulados de la unión negaron que la Iglesia de Cristo ya exista visiblemente en el mundo y afirmaron que debe ser creada; implicaron que la reunión puede lograrse sin unidad de doctrina; infirieron que la Iglesia Católica no es la Iglesia de Cristo, sino una de las muchas comunidades de Su Iglesia. Estos postulados involucraban el relativismo en la doctrina, el modernismo en la teología y el indiferentismo en la eclesiología. Cualquier reunión, asociación o movimiento basado en tales principios contradeciría toda la fe de la Iglesia, por lo que ningún católico podría, lógicamente, participar en ellos. Esta encíclica no fue bien recibida por los no católicos, pero por su clara presentación de principios sirvió para allanar el camino para la actividad ecuménica católica en otra generación. Se mencionó en la instrucción del Santo Oficio del 20 de diciembre de 1949 sobre el movimiento ecuménico [Por Janet 42 (1950) 142-147].

Bibliografía: s. boulgakov, "La encíclica papal y la conferencia de Lausana", El Oriente cristiano 9 (otoño de 1928). ad lee ed., Vaticano II: la dimensión teológica (Washington 1963). gramo. baum, Que puedan ser uno: un estudio de la doctrina papal, León XIII-Pío XII (Westminster, Maryland, 1958). ymj congar, Léxico para la teología y la iglesia, ed. j. hofer y k. rahner (Freiburg 1957–65) 7: 1128–37.

[tf cranny]