Concordato de fontainebleau

Título engañoso dado a un acuerdo tentativo en 1813 entre el Papa pío vii y napoleón i. Estos dos hombres habían concluido el concordato francés de 1801 al que Napoleón había adjuntado los Artículos Orgánicos. Cuando Napoleón regresó de Rusia (diciembre de 1812), quiso concertar con el encarcelado Pío VII un nuevo pacto que incorporaría la adhesión al gallicanismo, la designación de dos tercios de los cardenales por parte de los soberanos católicos, la desautorización de los "negros". cardenales, el establecimiento de la residencia papal en París y la institución de los obispos por parte de los metropolitanos. Cuando las negociaciones conducidas por Duvoisin resultaron inconclusas, el emperador fue a Fontainebleau, a 35 millas de París, para vencer la resistencia del Papa (19 de enero de 1813). Contrariamente a algunas versiones, Napoleón no organizó escenas violentas. Después de cinco días de discusiones, logró que el Papa exhausto suscribiera el 25 de enero diez artículos, que debían mantenerse en secreto y servirían de base para un arreglo definitivo.

Según este acuerdo preliminar, el Papa ejercería su cargo en Francia y en el reino de Italia de la misma manera que sus predecesores; también mantendría representación diplomática. Sus agentes administrarían aquellos dominios papales que no habían sido enajenados. Para compensar las posesiones enajenadas, el Papa recibiría dos millones de francos. El concedería a los obispos recién nombrados la institución canónica dentro de seis meses, o de lo contrario el metropolitano se la proporcionaría. El Papa iba a tener el derecho exclusivo de nominar a las seis sedes suburbicarianas y sedes titulares. Actuaría en concierto con el emperador para reducir el número de diócesis en Toscana, Génova, Holanda y en los departamentos hanseáticos. El emperador prometió devolverle las gracias a los cardenales y prelados que lo habían descontento. Finalmente, la Congregación para la Propagación de la Fe, la Sagrada Penitenciaría y los archivos papales se restablecerían "en el lugar de residencia del Santo Padre".

Estos diez artículos indicaban que Napoleón había retirado algunas de sus primeras afirmaciones pero había obtenido la institución canónica de obispos por parte de los metropolitanos, la concesión que más deseaba. Aunque se suponía que esto era simplemente un acuerdo secreto preliminar, Napoleón lo publicó como un nuevo concordato concluido con Pío VII. Contrariamente a las afirmaciones de Bartolomeo pacca en sus memorias, los cardenales "negros" que regresaron a Francia no fueron los responsables de la desautorización por parte del Papa de sus concesiones. Recientemente se ha encontrado una declaración con la letra del Papa entre los papeles de Pacca que prueba que el 28 de enero Pío VII insistió en que los artículos del 25 de enero debían ser derogados, derogados y anulados. En este momento el Papa decidió esperar el regreso de sus cardenales para consultarlos, no sobre la revocación de este acto, sino sobre el mejor procedimiento a seguir para hacer menos graves las consecuencias de su desautorización. Después de deliberar con los cardenales, Pío VII envió a Napoleón el 24 de marzo una carta en la que se retractaba de lo que había admitido, pero añadía que estaba dispuesto a hacer arreglos en otras bases de conformidad con su deber. Napoleón ordenó que esta carta se mantuviera en secreto y proclamó el Concordato de Fontainebleau como ley del imperio. La caída de Napoleón impidió que el llamado concordato se llevara a cabo.

Bibliografía: a. mercados, Colección de concordatos ... (Rome 1954) 1: 579-585, has texto of concordado. l. Pasztor, "Por la storia del Acordado de Fontainebleau, " Iglesia y estado en el siglo XIX: Miscelánea en honor a P. Pirri, ed. r. aubert y col., 2 v. (Padua 1962) 2: 597–606. j. leflón, La crisis revolucionaria, 1789-1846 (Historia de la iglesia desde los orígenes hasta la actualidad 20; 1949). una. latreille, La Iglesia Católica y la Revolución Francesa, 2 v. (París 1946–50) v.2. pag. fÉret, Francia y la Santa Sede bajo el Primer Imperio, la Restauración y la Monarquía de Julio, 2 v. (París 1911) v. 1.

[j. leflón]