Coll y prado, narciso

Arzobispo de Caracas, Venezuela, durante la Guerra de la Independencia; B. Cornellá de Ter, Gerona, España, 1754; D. Madrid, 28 de diciembre de 1822. Era doctor en Derecho, tanto civil como canónico; profesor de la Universidad de Cervera, España; y miembro de la Academia de Bellas Artes de Barcelona. Tomó posesión del arzobispado de Caracas el 31 de julio de 1810, justo cuando se había establecido un nuevo régimen político que proclamaría la independencia absoluta de España al año siguiente. Esa independencia costó largos años de guerra, durante los cuales republicanos y realistas estuvieron alternativamente en el poder. Además de las calamidades de la guerra, un terrible terremoto destruyó gran parte de ciudades y pueblos. Solo en Caracas murieron más de 10,000 personas, casi un tercio de la población. Ante la miseria y el desamparo de la población, el arzobispo mostró una caridad extraordinaria. Como español y designado por el rey, era leal a las autoridades españolas; pero también mostró respeto y obediencia a las autoridades republicanas. Sobre todo, con las autoridades de ambos, siempre trató de ser un buen pastor, previniendo la crueldad, intercediendo por los

perseguido por cualquiera de las facciones, y ayudando a los necesitados, mientras que al mismo tiempo mantiene los servicios religiosos, la disciplina religiosa y la piedad de los fieles. Bolívar reconoció las virtudes del arzobispo y por lo tanto lo retuvo en su cargo. Por otro lado, las autoridades españolas consideraron a Coll laxo en su comportamiento hacia los republicanos, y fue llamado por el rey. El 8 de diciembre de 1816 regresó a España para responder a las acusaciones de deslealtad formuladas por el líder español Morillo. Para justificarse, escribió dos extensos Memoriales, a la que adjuntó numerosos documentos justificativos. En 1822 fue nombrado obispo de Palencia, España, pero murió sin asumir el cargo.

Bibliografía: n. cuello y prado, Memoriales sobre la independencia de Venezuela (Caracas 1960). pag. leturia, Relaciones entre la Santa Sede e Hispanoamérica, 3 v. (Analecta Gregoriana, 101–103; Rome 1959–60). n. e. navarro, Anales eclesiásticos Venezolanos (2ª ed. Caracas 1951).

[Pp Barnola]