Canto mozárabe

El repertorio del canto utilizado en la liturgia mozárabe (visigoda) de la Iglesia medieval en España. Este estilo de canto floreció y floreció por completo entre 550 y 650 y se fijó firmemente en el momento de la invasión árabe (771). Se llama mozárabe porque el término

describe a un cristiano que vive bajo la dominación árabe o islámica (711-1085), y porque sus manuscritos principales datan de este período. Los principales códices musicales supervivientes de la liturgia visigodo-mozárabe se conservan en la catedral de Toledo; en la Abadía de San Domingo, Silos; en la Abadía de San Millán, Cogolla; en la catedral de León; y en la Universidad de Santiago de Compostela. Estos códices, copiados en los siglos X y XI, contienen un repertorio musical casi completo de la Iglesia Visigoda de Toledo que data de los siglos VI, VII y principios del VIII. El más preciado de ellos es el Antifonario de León. Según algunos estudiosos, esta es una copia de principios del siglo X de un manuscrito original del rey Wamba escrito para la parroquia toledana de St. Leocadia en 10. Comienza con la fiesta de San Ascisclus (11 de noviembre) y contiene el Oficio y la Misa de todo el año eclesiástico.

Notación. El canto mozárabe tenía su propia notación musical, pero la notación de estos códices es ilegible debido a que no hay un solo códice musical del período mozárabe que esté copiado en las líneas del pentagrama musical. Cuando en el siglo XI los códices gregorianos sin versos se transcribieron en códices con versos, los músicos españoles no hicieron lo mismo con sus propias melodías. Como consecuencia, los neumas visigodo-mozárabes son legibles solo en la medida del número de sus notas. No hay forma de determinar las relaciones de altura tonal dentro de las notas de un neume, ni su conexión melódica con los neumas precedentes y siguientes. El tesoro melódico encerrado dentro de los neumas es indescifrable sin la ayuda de una notación diastemática posterior. Dicha notación se encontró para aproximadamente 11 de las melodías reales conservadas. En 20 folios del MS de la pedidos de libros del Monasterio de San Millán se sustituyó un sistema superpuesto aquitanino por neumas mozárabes borrados. La comparación de estos folios con la notación neumática mozárabe de las mismas piezas en el manuscrito del pedidos de libros del monasterio de Silos de San Domingo sirvió de clave para descifrar las melodías existentes. Estas melodías muestran que el canto mozárabe era monódico y de un ritmo y modalidad libre igual al del canto gregoriano. Ejemplifican estilos silábicos, neumaticos y melismáticos.

Hay dos clases de escritura en notación mozárabe: la horizontal y la vertical. La escritura horizontal pertenece exclusivamente a los códices de Toledo y a un códice portugués muy fragmentario de Coimbra. En estos códices los neumas se inclinan hacia la derecha. El códice de Silos y el Antifonario de León están en escritura vertical. Sin embargo, tanto la escritura horizontal como la vertical se originaron en la scriptoria de Toledo.

Difusión. A través de los esfuerzos de Carlomagno y la promulgación de la Lex Romana, Francia sacrificó su propia liturgia y canto por la liturgia y el canto de Roma. El efecto de este edicto en España fue paralelo al éxito de la reconquista. los Lex Romana no triunfó en Aragón hasta 1071 y tuvo éxito en Navarra, Castilla y León solo en 1076. El rito mozárabe español fue finalmente suprimido por el Papa Gregorio VII en 1089, a excepción de seis parroquias en Toledo donde se le permitió continuar. Aquí luchó con mucha dificultad y casi se extinguió hasta que el cardenal ximÉnes de cisneros se convirtió en arzobispo de Toledo. Recibió una concesión del Papa Julio II en 1508 para fundar la capilla mozárabe de Corpus Christi en la iglesia catedral de Toledo. Los libros de servicio editados por él incluyen un misal en 1500 y un breviario en 1502. Conservan algunas melodías mozárabes en una forma alterada de las fuentes no diastemáticas más antiguas.

Ver también: rito mozárabe.

Bibliografía: c. rojo and g. prado, La canción mozárabe (Barcelona 1929). gramo. prado, "Melódicas mozárabes", Espéculo 3 (1928) 218-239. h. inglés, La música española (Barcelona 1941); pag. Wagner, "El himno mozárabe", Ensayos recopilados sobre la historia cultural de España 1 (Spanische Forschungen der Görresgesellschaft 1; Münster 1928) 102–141. a. m. mundÓ, "La datación de los códices litúrgicos visigóticos toledanos," España sagrada, 18 (1965), 1–25. cw brockett, Antífonas, responsorios y otros cánticos del rito mozárabe (Brooklyn, Nueva York, 1968). dm randel, "Salmodía responsorial en el rito mozárabe", Estudios gregorianos 10 (1969), 87-116. dm randel Los tonos del salmo responsorial para el oficio mozárabe (Princeton, NJ, 1969). j. pinell, "El problema de las dos tradiciones del antiguo rito hispánico," Liturgia y música mozárabes [Toledo 1975] (Toledo, 1978), 3–44. m. c. dÍaz y dÍaz, "Literary Aspects of the Visigothic Liturgy," España visigoda: nuevos enfoques, ed. mi. james (Oxford, 1980), 61–76. dm randel, "Salmodia antifonal en el rito mozárabe", Sociedad Internacional de Musicología: Informe del Congreso 12 [Berkeley 1977], ed. D. heartz y b. wade (Kassel, 1981), 414-22. k. levy, "Canto hispano antiguo en su contexto europeo", España en la música de occidente [Salamanca 1985], ed. mi. casares rodicio, i. fernÁndez de la cuesta y j. lÓpezcalo (Madrid, 1987), vol. 1, 3-14. señor. huglo, "Investigación sobre los tonos de salmo de la antigua liturgia hispánica", Revista de musicología 16 (1993), 477–90. k. levy, "La Península Ibérica y la formación del canto occidental temprano", Revista de musicología 16 (1993), 435–7. dm randel, "El antiguo rito hispano como evidencia de las primeras formas de las liturgias cristianas occidentales", Revista de musicología 16 (1993), 491-6.

[I. wortman / eds.]