Cámara apostólica

La Cámara Apostólica administra la propiedad y custodia los derechos temporales de la Santa Sede durante su vacante (Bono de pastor, Arte. 171). Está presidido por el Cardenal Camerlengo (Chambelán) de la Santa Iglesia Romana, y asistido por el Vice-Camerlengo junto con otros prelados (art. 171 §1). Arte. 171 §2 de la constitución apostólica, Bono de pastor encarga al Cardenal Camerlengo, en caso de vacante de la Sede Apostólica, que determine el estado financiero y económico de las diversas unidades administrativas y dependencias de la Sede Apostólica, e informe de sus hallazgos al Colegio Cardenalicio. También tiene otros deberes y responsabilidades que le asigne una ley especial.

Historia. La chambelán (chambelán, camarlengo) data de finales del siglo XI, cuando aparece como el principal administrador financiero de las propiedades e ingresos papales. En los siglos XIII y XIV adquirió también funciones judiciales no solo en materia fiscal sino también en otros casos civiles y penales. La Cámara se convirtió así en una oficina administrativa y un tribunal judicial de suma importancia. Los asistentes superiores de la chambelán fueron la El clero de cámara. Varias asignaciones especiales, derivadas de la oficina del chambelán, se convirtieron posteriormente en oficinas independientes. El vicecambelán se convirtió en el ciudad piloto o gobernador de Roma; el tesorero general permaneció a cargo de la administración financiera; el auditor general era un funcionario estrictamente judicial con un tribunal de prelados y doctores en leyes a su disposición. El tribunal más alto fue el Cámara de asiento completo; con jurisdicción de apelación; sus jueces eran los El clero de cámara ya mencionado. Desde los acontecimientos de 1870 y el fin de los Estados Pontificios, sólo queda un rastro de toda esta actividad.

Bibliografía: mi. heston, La Santa Sede en acción (Milwaukee 1950). B. ojetti, Curia Romana: Comentario sobre la Constitución Apostólica "sabio consejo" (Roma 1910). Juan Pablo II, constitución apostólica, Bono de pastor (Junio ​​28, 1988).

[tl bouscaren / eds.]