Beilis, menahem mendel

Beilis, menahem mendel (1874-1934), víctima de un * cargo de libelo de sangre en Rusia en 1911. El 20 de marzo de 1911, el cuerpo mutilado de Andrei Yushchinsky, un niño de 12 años, fue descubierto en una cueva en el afueras de Kiev. La prensa derechista monárquica lanzó de inmediato una feroz campaña antijudía, acusando a los judíos de usar sangre humana con fines rituales. En el funeral de Yushchinsky, miembros de la reaccionaria organización "Black Hundred" ("* Unión del Pueblo Ruso") distribuyeron folletos que difundían el libelo de sangre. Mientras tanto, la investigación policial rastreó el asesinato hasta una banda de ladrones asociados con una mujer, Vera Cheberiak, conocida por sus tratos criminales. Sin embargo, las organizaciones antisemitas reaccionarias lideradas por los "Cien Negros" presionaron al ministro de justicia antisemita, IG Shcheglovitov, para que llevara a cabo la investigación del crimen como un asesinato ritual. En consecuencia, el fiscal jefe de distrito de Kiev ignoró la información policial y en su lugar buscó a un judío a quien culpar del crimen, a través del cual todo el pueblo judío podría ser acusado públicamente.

En julio de 1911, un farolero testificó que el 12 de marzo, el día de la desaparición de Yushchinsky, lo había visto jugar con otros dos niños en las instalaciones del horno de ladrillos propiedad de un judío, Zaitsev. También alegó que un judío apareció repentinamente y secuestró a Yushchinsky, llevándolo hacia el horno de ladrillos. Sobre la base de este testimonio, Mendel Beilis, el superintendente del horno de ladrillos, fue arrestado el 21 de julio de 1911 y enviado a prisión, donde permaneció durante más de dos años. Se presentó un informe al zar Nicolás II de que el poder judicial consideraba a Beilis como el asesino de Yushchinsky.

El caso atrajo la atención universal. En todos los países civilizados de Europa y Estados Unidos se publicaron protestas y discursos de científicos, líderes públicos y políticos, artistas, hombres de letras, clérigos y otros hombres de mentalidad liberal afirmando que el libelo de sangre no tenía fundamento. El juicio de Beilis tuvo lugar en Kiev del 25 de septiembre al 28 de octubre de 1913. El fiscal jefe AI Vipper hizo declaraciones antijudías en su discurso de clausura y defendió a la banda Cheberiak contra la acusación del asesinato de Yushchinsky. Beilis estuvo representado por los consejos más capaces de los bares de Moscú, San Petersburgo y Kiev: Vassily Maklakov, Oscar O. Grusenberg, NP Karabchevsky, AS Zarundy y DN Grigorovitch-Barsky. El farolero y su esposa, en cuyo testimonio se basó la acusación de Beilis, cuando fueron interrogados por el juez que presidía, respondieron: "No sabemos nada en absoluto". Confesaron que ambos habían sido confundidos por la policía secreta y les habían hecho responder preguntas que no comprendían. El fundamento "científico" para el libelo de sangre fue proporcionado en el juicio por un sacerdote católico con antecedentes penales, Justin Pranaitis, quien afirmó que el asesinato de Yushchinsky tenía todas las características del asesinato ritual prescrito por la religión judía. Sus argumentos fueron refutados por el rabino de Moscú, Jacob * Mazeh, quien demostró que Pranaitis ignoraba los textos talmúdicos citados. Dos profesores rusos de alto nivel, Troitsky y Kokovtzoff, también hablaron en nombre de la defensa elogiando los valores judíos y expusieron la falsedad de la hipótesis del asesinato ritual. El jurado, compuesto por simples campesinos rusos, después de varias horas de deliberación declaró por unanimidad a Beilis "no culpable".

Beilis, que todavía seguía en peligro de venganza por parte de los "Cien Negros", dejó Rusia con su familia hacia Ereẓ Israel. En 1920 se instala en Estados Unidos. La novela de Bernard * Malamud The Fixer se basa en el caso Beilis.

bibliografía:

M. Samuel, Acusación de sangre: la extraña historia del caso Beiliss (1966); M. Beilis, Historia de mis sufrimientos (1926); ajyb, 16 (1914/15), 19–89; AD Margolin, en: Judíos de Europa del Este (1926), 155–247; AB Tager, La decadencia del zarismo: el juicio de Beiliss (1935); M. Cotic, Mishpat Beilis (1978); Z. Szajkowski, en: paajr, 31 (1963), 197-218.

[Chasia Turtel]