Apóstol

Apostomos, persona mencionada en el Talmud, de identificación incierta. De acuerdo a Ta'anit 6: 6, el 17 de Tamuz Apostomos (o Postemus) quemó la Torá e instaló ("vehe'emid") un ídolo en el santuario ("heikhal")".He'emid"parece ser la lectura preferible, no"hu'amad"(" fue creado "), una variante sugerida en el Talmud de Jerusalén Ta'anit 4: 5, 68d, pero desconocido para el Talmud de Babilonia. (Véase, sin embargo, Epstein, Mishnah, 113–4.) El Talmud de Jerusalén agrega (ibid.) que esto tuvo lugar en el paso de Lydda o Tarlosa. Apostomos no aparece en ninguna otra parte de la literatura rabínica. Su identificación ha sido fuente de considerable controversia. Las opiniones principales son las siguientes: (1) Josefo (Wars, 2: 230) relata que alrededor del 50 d.C., un soldado romano anónimo quemó una Torá cerca de Bet-Horón y casi incitó a una revuelta. Sin embargo, parece poco probable que un soldado raso hubiera tenido la autoridad para instalar un ídolo en el templo. (2) Hanina b. Teradyon fue envuelto en un rollo de la Torá y quemado, probablemente alrededor de 135 (Av. Zar. 18a). Su verdugo era un "philosophus" (Sif. Deut. 307). Pero es poco probable que él también haya establecido un ídolo en el área del Templo. (3) Louis Ginzberg sugiere sobre la base de Ta'anit 28b que Apostomos se refiere a Antíoco iv Epífanes, quien instaló una estatua de Zeus Olimpo en el Templo en 168 a. C. Sin embargo, ninguna fuente que describa los actos de Antíoco menciona la quema de la Torá. Además, la estatua fue colocada en el mes de Kislev, no en Tamuz (i ​​Macc. 1:54). (4) Gedalías Allon identifica a Apostomos con el procurador sirio Posthumius (ver Siria, 20 (1939), 53-61) y relaciona estos eventos con el período de Quietus (c. 116-17 d. C.). Según la antigua tradición cristiana conservada en Bar-Saliba, en ese momento se establecieron ídolos en el área del Templo. Sin embargo, aquí hay dificultades cronológicas, ya que Posthumius parece haber gobernado c. 102–3. Ha habido otras sugerencias, pero ninguna es totalmente convincente.

bibliografía:

SJL Rapoport, Erekh Millin, 1 (1852), 181; Derenbourg, Hist. 1 (1867), 58–59, n. 2; Halberstam, en: rej, 2 (1881), 127–9; N. Bruell (ed.), En: Anuarios de historia judía, 8 (1887), 9n .; Ginzberg, en: je, 2 (1907), 21-22; am Luncz, en: Yerushalayim, 10 (1913), 151 y sigs .; Kohut, Arukh, 1 (19262), 222; Jastrow, Dict, 1 (1950), 101; Allon, Toledot, 1 (19583), 258, n. 163; Guttmann, Mafte'aḥ, 3, pt. 2 (1930), 30.

[Daniel Sperber]